domingo, marzo 04, 2012

Por las nubes pero en positivo


 "Por lo tanto, sopesa la esperanza y el temor, y siempre que la decisión sea del todo dudosa, decídete en tu favor: confía en lo que más te agrade. Aún cuando el miedo consiguiere más votos, inclínate no menos del lado contrario, deja de angustiarte y recuerda constantemente esta idea: que la mayor parte de los humanos se exasperan e inquietan, por más que no sufran mal alguno ni con seguridad lo vayan a sufrir."
                      Libro II, Epíst.13; "Epístolas morales a Lucilio" de Séneca

Hemos hablado mucho de como el yoga te lleva una y otra vez al presente. Es importante vivir el presente, por ejemplo, para no perderte lo que tienes delante. Seguiré repitiéndolo, me parece importante.

Hablaba el otro día con una amiga, su vecina le había dicho esa mañana que había un poco de humedad en una pared de su casa que daba a la cocina de mi amiga. Mi amiga me comentaba el tema y me decía:

-Voy a tener que llamar al fontanero, seguro que me va cobrar un montón, y si tiene que abrir la pared para descubrir la fuga de agua me va llenar la cocina de polvo, y las tuberías son tan viejas que tendré que cambiar toda la instalación, y voy a tener que estar toda la tarde atenta a lo que haga porque seguro que lo hace mal, y espero que pueda quitar los azulejos de la cocina adecuadamente, son muy valiosos, posiblemente se le rompa uno, y ¿entonces que haré? ¿cómo podré conseguir otro azulejo?, ¿y si la fuga es muy grande? ¿qué voy hacer?, y la vecina no va parar de llamarme hasta que arregle la pared, y el seguro, tengo que llamar al seguro, y son unos bribones, al final tendré que poner todo de mi bolsillo, estoy convencida. -Todo ello me lo decía angustiada, infeliz, con cara de tener un problema inmenso-.

-María me parecen demasiados problemas por una humedad, porque no esperas a ver que ocurre, seguro que todo va ir bien, -le dije-.

Vivimos muchas veces proyectando, y nuestro presente queda plenamente absorbido por situaciones, pequeños dramas, problemas inventados, diálogos inexistentes, plenas ficciones que simplemente no existen, y todo ello nos amordaza, nos paraliza, toda esa proyección elimina el instante, lo espontaneo, y no nos deja ni espacio para adaptarnos, para vivir ese presente continuo de lo que va ocurriendo.

Es importante prestar atención al presente, eso significa prestar atención a lo que vives en cada momento. No es fácil, pero como todo, sólo hay que practicarlo. Para practicarlo un buen modo es simplemente respirar y volver al aquí y al ahora. O educar nuestra atención de otro modo.

Creo que también tenemos capacidad de poblar nuestra atención de flores hermosas, de pensamientos positivos, y no dejarnos arrastrar una y otra vez a situaciones que simplemente no existen, o que simplemente dejamos que  nuestra interpretación de la realidad nos arrastre una y otra vez hacia nubes que nos nublan.

Nubes, siempre las hay, pero podemos elegir sobre cual queremos poblar, a cuales queremos mirar, por cuales nos queremos dejar envolver. Y luego cabe respirar, usar la respiración como ancla del presente, educar la atención para vivir menos proyectado y más en real. Y si nos proyectamos, ¿porqué no hacerlo más en positivo?

Posiblemente la humedad en la pared sea una magnífica oportunidad para disfrutar de muchas situaciones, sólo cabe practicarlo con una sonrisa en el corazón.

"Kothbiro"-Ayub Ogada
Artículo escrito por Carlos Serratacó
Escuela de Yoga y Conciencia
Asociación Onubense de Yoga
HuelvaMrzo 2012

2 comentarios:

Peter Wash dijo...

Mancantao, Garabombo. Buena entrada, fácil, sencilla, asequible, entendible, y no poco importante.
Practiquemos el presente, el aquí y ahora. Vivamos, en suma.
Carpe diem, my friend.

Anónimo dijo...

aysss q buena lectura pa un martes 6 marzo donde se me taban presentando miles de nubes negativas,,,,,ayssss viva el presente!! jeje thank you!!!!

http://youtu.be/msVZLW5_HFw

Artículos más visitados

Amigos del Blog

Todos los artículos a un clic

Recibe cada artículo publicado introduciendo tu email

Traslate