viernes, julio 16, 2010

Zen o Tchán o Dhyana

                                                                                
                                                                     
Zen: Tchán en chino. Dhyana en sánscrito. Verdadero y profundo silencio. Habitualmente traducido por concentración, meditación sin objeto. Vuelta al espírítu puro y original del ser humano.


Solo siéntate, mantén la postura, sé ciertamente imperturbable. Solo aprender observar. Vacía el trastero de tu vida, abre las puertas de tu hogar. Permite que corra el aire, deja que fluya el agua de la calma. Renueva tu interior, enciende inciensos que transformen el mal olor del algo que crees ser. Rompe con las rutinas que te inmovilizan, desbloquea tu alma. Solo observa y sé imperturbable. Mantén la respiración, la postura. Disfruta del silencio que abarca todo. Y pasan los días y la claridad surge porque ya no hay densidad, los actos son más impecables, creamos menos acción que causa sufrimiento, surge la actuación sin pensar en ser actor constantemente. Tras salir de la postura, sonríe, vive abriendo los brazos, sin miedos. Ama intensamente, a pleno pulmón, degustando cada instante. Siente sin analizar, acepta el caudal vital. Luego la postura se apodera de ti y solo eres un buda que sonríe, nada más. Vuelve a ser el niño que siente. Abre las alas y vuela sintiendo que eres amor y el cielo es tu hogar, la tierra tu reposo, el aire tu camino.



“Durante el zazen no debéis pensar con el cerebro.
La conciencia es ilimitada, infinita. Debéis dejar pasar los pensamientos que, finalmente, se agotan por sí mismos. En ese momento podéis pensar inconscientemente.
Actualmente se piensa demasiado, se es demasiado complicado. La cara se cambia después del zazen. Si se persiste en el zazen siempre se está sonriendo.
Todo es completamente diferente después de seis meses o un año de práctica. Uno se vuelve ligero, libre, sin complicaciones. El karma se agota”.



Taisen Deshimaru

Artículo escrito por Carlos Serratacó
Escuela de Yoga y Conciencia
Huelva


Janis Joplin - Summertime (Live Gröna Lund 1969)


No hay comentarios:

Artículos más visitados

Amigos del Blog

Todos los artículos a un clic

Recibe cada artículo publicado introduciendo tu email

Traslate